El Caso Almería

El 7 de Mayo de 1981, el mismo día que se produjo en Madrid el atentado contra el general Valenzuela, llegan a la ciudad, de paso tres muchachos jóvenes procedentes de Santander. Una serie de circunstancias casuales hacen que sean confundidos con los presuntos terroristas, autores del atentado; los tres muchachos se dirigían a Pechina (Almería) para asistir a la primera comunión del hermano de uno de ellos.

El Teniente Coronel González Alarcón, jefe de la Comandancia de Almería, es un ex-alcohólico que ha permanecido internado una larga temporada en un psiquiátrico y se siente arrinconado en una de las provincias más pobres del país.

Mario Aguilar, el abogado de más talante de la ciudad, es al mismo tiempo, un hombre que no sabe decir que no cuando se trata de defender una causa justa.

Los tres muchachos, tras ser detenidos en Roquetas de Mar, desaparecen. Al cabo de unos días aparecen sus cuerpos calcinados en unos viñedos al lado de una carretera, simulando haber sido un accidente de coche.

Mario Aguilar es el único abogado capaz de encargarse de la defensa de los intereses de los familiares de las víctimas…

Pero será una dura prueba para él. Todo se le pondrá en contra en la pequeña ciudad de provincias: las fuerzas vivas, sus compañeros, hasta su propia esposa sentirá un miedo incontenible ante las primeras amenazas.